Ahorrar es la clave para la jubilación

Ahorrar es la clave para la jubilación


La mayoría de los venezolanos nos caracterizamos por vivir el presente, sin pensar en lo que vendrá después. Trabajamos por el día a día y, con los ingresos que obtenemos, cubrimos nuestras necesidades inmediatas (creadas o reales). Y, ¿qué pasará cuando llegues a viejo? Hay cuatro posibles respuestas:


1. Que hayas obtenido 750 cotizaciones en el IVSS y tengas 55 años (si eres mujer) o 60 años (si eres hombre). En ese caso, recibirás un salario mínimo mensual como pensión de vejez.


2. Que tengas 25 años de servicio como empleado público y te otorguen la jubilación, que podrá representar 80% de tu último salario. Algunas empresas privadas también jubilan a sus trabajadores, pero no es el común denominador.


3. Que encuentres un nuevo empleo, lo cual no es tan sencillo porque muchas compañías consideran que los trabajadores mayores de 40 años son poco productivos.


4. Que te mantengas con lo que has podido ahorrar durante tu vida laboral. ¿Cómo puedes hacerlo en un país donde hay alta inflación y donde se piensa que ahorro es algo exclusivo para los que tienen dinero?


Alfredo Puerta, especialista del Instituto de Finanzas y Empresas, señala que hay algunas formas de ahorrar sin dinero (ahorro no monetario) que pueden ayudar a aliviar el día a día:


Comprar bienes: esto aplica muy bien cuando el ingreso es bajo. Cuando la inflación es muy alta, renovar la línea blanca y marrón (televisores, neveras, etc.) puede ser una solución. Eso sí, si vas a hacerlo llévate el mejor producto al mejor precio que puedas. Esto no sólo ayuda a utilizar el dinero racionalmente, sino que mejora la calidad de vida, lo cual es vital en tiempos difíciles.


Arreglar la casa: no es sólo remodelarla para hacerla más cómoda o cambiar la pintura, es solventar algunos detalles que antes no habíamos previsto, tales como:


1. Arreglar botes en los baños, filtraciones, llaves, regaderas, etc. Un inodoro descompuesto puede descargar hasta 8 litros de agua por hora. Calcule la cantidad de dinero que ahorra si lo arregla.
2. Cambiar los calentadores de agua de eléctricos a gas y, si puedes, incluye las secadoras. La factura eléctrica se reduce como el 35%.
3. Busca un buen electricista. La factura de luz puede bajar casi 40% si se reducen las fugas de energía que no siempre se sabe que existen.
4. Compra un sistema de protección eléctrico para la casa o al menos un protector para la nevera, equipo de sonido, lavadora y secadora, televisores, etc. Esto es costoso, pero vale la pena hacerlo para evitar posibles daños a los equipos que pueden ser más costosos. Los aparatos trabajan más eficientemente y a la larga necesitan menos reparaciones.


¿Tienes algunas otras ideas para ahorrar para el futuro? ¿Te has puesto a pensar alguna vez cómo te ves en 30 o 40 años? Cuéntanos…


cerbero

Sé el primero en comentar en «Ahorrar es la clave para la jubilación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons