Aguinaldo: utilízalo sabiamente

 Aguinaldo: utilízalo sabiamente


En México la Ley Laboral dicta que todos los empleados con 3 meses de antigüedad tienen derecho a recibir lo equivalente a 15 días de su nómina como aguinaldo (esto es lo mínimo, en algunas empresas el aguinaldo es equivalente a un mes de salario o incluso más) antes del 20 de diciembre, así que si no has recibido el tuyo piensa que pronto tendrás esta gratificación en tus manos.


El aguinaldo es algo que a todos los empleados les entusiasma, no importa si recibes mucho o poco, la idea de contar con una recompensa por el arduo año de trabajo siempre suena tentadora, pero piénsalo dos veces antes de salir corriendo a gastar todo tu dinero para que realmente disfrutes de esta compensación y no lo despilfarres.


Anótalo


La mejor forma de aterrizar los pensamientos es con las listas. Toma papel y pluma y anota todos los gastos que debes hacer, desde regalos, pagos, salidas, vacaciones y todo aquello que involucre a tu aguinaldo. Verás que las cosas escritas son más fáciles de organizar y así hasta podrás descartar algunos derroches que consideres innecesarios.


No seas moroso
Si eres de los que ya se “gastó” el aguinaldo con anterioridad, ni modo, lo mejor es que ahora que cuentas con este dinero extra vayas pagando las deudas que adquiriste durante el año, así podrás empezar el 2010 sin presiones y sin añadirle todavía más carga a la temida cuesta de enero.


Anticípate


Lo peor que puedes hacer en esta temporada es ir con el dinero contado, ya que cuando menos te lo esperas puede surgir un imprevisto. Desde un accidente con tu auto, la descompostura de algún aparato eléctrico o la sorpresa de que te tocaba comprar y preparar el pavo para la cena navideña pueden hacer que tu presupuesto se vea modificado severamente, así que tener un “guardadito” nunca está de más.


Ahorra


Lo mejor que puedes hacer con tu aguinaldo es ahorrarlo, tal vez no en su totalidad ya que esta época del año se presta para muchos gastos, pero aunque sea un 5 ó 10% lo puedes destinar a tu fondo de ahorro o de inversión. Verás que en un futuro esta decisión te puede sacar de apuros.


No caigas en la tentación


Como ya lo hemos mencionado anteriormente en este blog, la Navidad se caracteriza por los excesos y los gastos. Si vas a realizar compras decembrinas piensa si realmente necesitas ese suéter nuevo o si es prudente comprar tantos regalos (aquí te puedes ayudar de tu lista de gastos). Recuerda que la gran mayoría de las tiendas hacen baratas una vez terminada la Navidad en donde puedes adquirir los mismos artículos con grandes descuentos sólo que unas semanas después.


Piensa antes de gastar


No se trata de limitarte o sentirse culpable cada vez que realices una compra, el problema está cuando gastamos más de la cuenta y luego se sufrimos las consecuencias. Piensa dos veces si estás comprando por gusto o por capricho.


Ahora sí ya estás preparado para enfrentar la época y poderte resistir ante la tentación de despilfarrar todo tu aguinaldo. Recuerda que para mantenerte en números negros debes empezar planeando y sobre todo moderándote.

Sé el primero en comentar en «Aguinaldo: utilízalo sabiamente»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons