Agregue una hora a su día

Agregue una hora a su día


Imagínese que el presidente de su compañía le pidiera personalmente que se hiciera cargo de un proyecto especial – trabajando directamente para él. El proyecto requeriría una hora por semana y tendría que seguir trabajando regularmente. ¿Aceptaría el encargo? Pregúnteselo a 100 gerentes – que ya se quejan de falta de tiempo – y 99 de ellos lo harían.


La realidad es que todos tenemos horas “extras” disponibles. Todos sabemos de la existencia de esas horas ocultas, sepultadas en reuniones innecesarias, procesos de trabajo ineficientes, interrupciones y falsos inicios. Tal vez asumamos que estos patrones son parte de la vida organizacional – pero sabemos que estas ineficiencias nos dan un colchón en caso de que tengamos que apretar el paso.


A continuación, un par de ideas para hacerse de horas extras y reducir la sensación de sobrecarga:


1. Analice su calendario. Revise los últimos meses y marque todas las actividades o reuniones que realmente contribuyeron a las metas organizacionales o personales. Después, analice el resto. ¿Cuáles no impactaron? Si no les hubiera dedicado tiempo, ¿hubiera importado? Vea si encuentra un patrón.


Finalmente, revise el próximo par de meses y vea si hay juntas o actividades que puedan eliminarse sin consecuencias.


2. Pida retroalimentación. Nuestros patrones de desperdicio de tiempo muchas veces nos parecen invisibles – pero son aparentes para los que nos rodean. Una segunda medida útil es pedir a sus subordinados o colegas que identifiquen algunas actividades que pudiera hacer con menor frecuencia, en menor tiempo o abandonarlas por completo. Por ejemplo, a un gerente que hizo este ejercicio se le dijo que no era necesario que asistiera a una junta semanal de operaciones dirigida por uno de su equipo – reunión a la que iba habitualmente para “dar apoyo”.


 

Sé el primero en comentar en «Agregue una hora a su día»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons